Archivo de la etiqueta: arte

Arte Islámico en el Museo del Louvre

Cualquier viaje o escapada a París debe tener previsto un tiempo para acercarse a la Torre Eiffel y para realizar un recorrido por el Museo del Louvre, o de lo contrario la visita estaría incompleta.

Aunque ahora los directores del museo puede que nos complicaran mas la agenda, ya que hace muy poco se inauguró una nueva ala dedicada al arte islámico, con una superficie importante, casi tres mil metros cuadrados y una cantidad igual de objetos.

En el Museo del Louvre siempre existió un sección dedicada a las artes decorativas del islam, pero hace unos años se retiraron las piezas para su restauración y ahora, veinte años después de la construcción de la gran pirámide de cristal, que es el icono del museo, se diseñó un ala específica bañada de luz natural, excavando en uno de los patios laterales y con la instalación de un magnífico techo ondulado para albergar el nuevo Departamento de Arte Islámico.

Se abre al público con una doble intención, por una parte hacer un recorrido por el mundo islámico, con piezas de variedad de países, con antigüedades del siglo VII hasta piezas del siglo XIX. Por otra parte, es un intento de abrir la mente de muchos, los propios franceses que conviven a diario con esta gran comunidad y del mundo en general que llegan a París como una de las capitales culturales del planeta, y como tal quiere dar a conocer una civilización refinada, creativa y amante del arte, como lo atestiguan la gran cantidad de bellos y diversos objetos que se presentan en la colección.

El nuevo Departamento de Arte Islámico está integrada por elementos arquitectónicos, piezas de marfil, piedra, objetos cotidianos con un exquisito labrado y estampados sobre el metal, vidrio, cerámica, alfombras, por supuesto, los mas hermosos ejemplos de las artes de los libros, con algunas fragmentos sueltos de manuscritos del Corán.

Imagen: nuevo Departamento de Arte Islámico en el Museo del Louvre

Luz y sonido en Zadar

Croacia y la zona de Dalmacia tienen infinidad de tesoros, pero en esta ocasión no me quiero referir a su legado arquitectónico, ni a su patrimonio histórico que es abundante, quiero hablar de unas maravillas originadas en la mente prodigiosa de personas de nuestra época que han utilizado las tecnologías y las fuerzas de la naturaleza para crear arte, para mejorar el entorno e incluso para contribuir con el medio ambiente mediante el ahorro energético.

Zadar, de origen romano, conserva vestigios de esa época y de las civilizaciones posteriores que la dominaron, es una ciudad en la que se vive apaciblemente, en contacto con la naturaleza pero en un ambiente urbano.

Por el día se puede disfrutar de la playa y por las noches de paseos por calles antiguas, tranquilas y también del mar, ya que tiene un hermoso paseo junto al mismo.

Aquí encontraremos las dos maravillas de las que quiero hablar, una es el Órgano de Mar.

Bajo unas escalinatas formadas por grandes bloques de piedra que culminan inmersas en el Mar Adriático, se instalaron una serie de tubos por los que entra el agua. Gracias a su diseño, que combina cilindros de diferentes tamaños, en cuanto a longitud, diámetro e inclinación y a los silbatos colocados en ellos, se produce aleatoriamente una música cuyo ritmo estará marcado por la fuerza de la marea. En la parte superior del paseo hay unas perforaciones por las que se escucha la sinfonía del mar, con un toque croata, ya que las válvulas están afinadas según los acordes de la música tradicional.

Continuando por el paseo de Zadar, nos encontramos con un círculo de 22 metros de diámetro, formado por pequeñas celdas, paneles solares que durante el día reciben la energía y durante la noche deslumbran a grandes y pequeños por igual. Esta obra ha sido bautizada como “El Saludo al Sol” y el proyecto fue desarrollado por la misma persona que diseñó el Órgano de Mar, para transmitir la comunicación simbólica con la naturaleza, en el primer caso a través del sonido y The Greeting to the Sun mediante la luz.

Imágenes: Órgano de Mar / El Saludo al Sol

Castillos del Valle del Loira: Le Château du Clos-Lucé

Invitado por el Rey de Francia Francisco I, Le Château du Clos-Lucé se convirtió en la última residencia del artista italiano Leonardo da Vinci.

Este castillo, recubierto de ladrillos color rosa, se encuentra muy próximo de otro que ya visitamos y del que se dice que está comunicado por un pasaje subterráneo: Le Château d’Amboise, en la localidad del mismo nombre y que es conocida como la ciudad de los Reyes de Francia.

Le Château du Clos-Lucé, a pesar de su nombre, es una gran mansión que fue construida a mediados del siglo XV y adquirida por el Rey Carlos VIII de Francia para su mujer, para ser utilizado posteriormente por el rey Francisco I.

En el año 1516 llegó un ilustre invitado, que permaneció hasta el día de su fallecimiento, en mayo de 1519, una semana antes de que Leonardo da Vinci cumpliera 67 años de edad.

El último periodo de la vida del prolifero artista e inventor lo pasó trabajando en un hermoso entorno de gran riqueza botánica al natural y cuidados jardines.

Quienes vistan el castillo pueden apreciar en dichos jardines maquetas de algunas de las piezas que el genio creó, demostrando una gran visión de futuro e imaginación.

El “Jardín de Leonardo” un museo al aire libre, por donde se puede caminar contemplando naturaleza y creación humana, como el puente con dos niveles diseñado por él y construido por los Compagnons du Devoir, plantas y paneles temáticos con reproducciones de sus pinturas o bocetos.

Dentro del castillo se puede ver el dormitorio de Leonardo da Vinci y su gabinete de trabajo. También se puede recorrer la capilla decorada con frescos que realizaron sus discípulos y muchos de sus inventos de diferente temática, ya que el creador trabajaba en objetos para uso diverso, aplicando la mecánica, la hidráulica, la ingeniería militar, urbanismo y locas creaciones para su tiempo como máquinas voladoras.

Imágenes:  Entrada a  Le Château du Clos-Lucé / Jardines de Le Château du Clos-Lucé