San Francisco: prisión de Alcatraz

Una de las visitas que no podemos perdernos si vamos a la ciudad de San Francisco (California, Estados Unidos) es la antigua prisión de Alcatraz, conocida como “The Rock” (La Roca).

Situada en la isla que lleva el mismo nombre (Alcatraz Island), el centro penitenciario que hasta 1963 fue prisión federal de máxima seguridad, nos espera ahora rodeado de silencio y curiosos.

Nada más llegar, disponemos de audioguías en varios idiomas que nos acompañaran en nuestro recorrido por los pasillos, indicándonos trozos de su historia y mostrándonos detalles cómo cual fue la celda de Al Capone, dónde estaba la biblioteca, por dónde huyeron dos de los presos, quién vivía en la isla a parte de ellos o el porqué en la cocina no había nunca ni un solo cuchillo.

Al pasar por la zona del “Bloque D” nos encontraremos con un guardia que nos dejará, si queremos, simular la desesperación de estar en una celda de dimensiones reducidas totalmente a oscuras.

Las celdas de éste bloque (concretamente las que van de la 9 a la 14, llamadas “el agujero”) eran de castigo para los presos más conflictivos.

Resulta impactante ver como lo han dejado todo por dentro. Hasta el mínimo detalle.

Una muestra es la siguiente imagen de la entrada: aquí los nuevos presos tenían que pasar por la ducha, deshacerse de todas sus cosas y ponerse el uniforme.

Otro aspecto a comentar de las audioguías es que incluyen testimonios de personas que estuvieron allí.

Lo interesante de todo es que tienes total libertad de movimiento en la isla, y os podéis quedar tanto tiempo como queráis. Es altamente recomenable no olvidarse la cámara de fotos: tanto para las vistas y edificios del exterior de la prisión como por dentro.

Instrucciones para llegar:

Se debe tomar un ferry que sale del muelle 33 (cerca de Fisherman’s Warf). Para volver a la ciudad de San Francisco sólo debemos esperar uno de de vuelta y subirnos en él. El trayecto dura poco, unos 15 o 20 minutos.

La visita se debe reservar con antelación en Alcatraz Cruises si no queremos quedarnos sin la posibilidad de ir. Se pueden escoger 4 tipos de tours, incluyendo uno nocturno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *