Que hacer gratis en París

París

Si hablamos de París rápidamente se viene a la cabeza glamour, exclusividad y, con ello, precios altos. Y es cierto, París es una ciudad bastante cara especialmente para turistas, pero eso no significa que no se pueda disfrutar de París gratis, sin pagar ni un euro por las actividades a realizar.

Evidentemente, es una lista de cosas básicas que se pueden hacer sin pagar pero, en París, hay muchas otras cosas que se pueden hacer pagando poco o, al menos, un precio justo para lo que ofrece. A eso le dedicaremos una entrada más adelante, de momento veamos que es lo que se puede hacer en París gratis.

  1. Pasear por las orillas del Sena. Y dirás, eso ya lo sabía, no voy a pagar por andar junto a un río. Y es cierto, pero por muy evidente que sea, es una da las mejores cosas que se pueden hacer en París y encima sin pagar. Además, ¿sabías que las orillas del río Sena están declaradas Patrimonio de la Humanidad?. Es la columna vertebral de la ciudad y pasear por ahí te permitirá ver sitios tan importantes como la catedral de Notre Dame, el Museo del Louvre, la Plaza de la Concordia, la torre Eiffel y, si te alejas un poquito más, una réplica en miniatura de la Estatua de la Libertad.
  2. Entrar en las iglesias y catedrales. Todas las iglesias y catedrales en París son gratuitas. Esto incluye la Catedral de Notre Dame (sólo a la planta baja), la basílica del Sacré Coeur (sagrado corazón) y otras menos conocidas pero no por ello menos impresionantes como la iglesia Saint-Germain-l’Auxerrois. En ocasiones, en el interior también se puede disfrutar de conciertos gratuitos.
  3. Visitar los museos. Y es cierto, sólo que con una matización. Es gratis para los menores de 18 años y para los menores de 25 años residentes en la Unión Europea. Si eres mayor no te preocupes, también puedes disfrutar de los museos de manera gratuita el primer domingo de cada mes. Como museos, se incluyen, entre otros, lugares como el Museo del Louvre, el Museo de Orsay (mi favorito), el Museo Pompidou e incluso a monumentos como subir a lo alto del arco del triunfo o al campanario de Notre Dame.
  4. Visitar los jardines y patios interiores. Si por algo se caracteriza París es por sus jardines y parques. Lugares inmensos y muy bien cuidados que cuando paseas por ellos te abstraes completamente del bullicio de la ciudad. Jardines como el Jardín de Luxemburgo, el Jardín de Plantas o el patio interior del Palacio Real son algunos ejemplos.
  5. Visitar Montmartre. Eso sí, prepárate para subir cuestas si no quieres coger el transporte público. En Montmartre, a parte de disfrutar de su característico ambiente, podrás contemplar las vistas que hay de París desde lo alto de la colina, entrar en la basílica del Sacre Coeur, visitar las últimas viñas que quedan en París, ver el Moulin Rouge, el café de Amelie, etc. Ah, puedes aprovechar la oportunidad de comprar algunos recuerdos ya que es el lugar con mejor precio y mayor variedad de productos de ese tipo.
  6. Realizar una visita guiada por París. Sí, se pueden realizar visitas guiadas de manera “gratuita”. Las comillas son porque realmente, lo único que te piden es que al finalizar el tour des lo que consideres oportuno. No estás obligado a dar nada, aunque es recomendable que pagues lo que tu economía te permita. Salen todos los días a las 11:00 y a las 13:00 de la plaza de San Michel y sí, son en español. En su web tienes más información. También, la Catedral de Notre Dame te ofrece un tour guiado gratuito en español todos los sábados a las 14:30 empezando en la plaza de Notre Dame. Más información en su web. Sin duda una buena opción para todos los que nos gusta aprender algo más sobre la ciudad que visitamos.
  7. Pasear por los Campos Eliseos. Y para acabar de tener una visión completa de todo París, que mejor que acabar con uno de los lugares más famosos de la ciudad, los Campos Eliseos. Te rodearás de tiendas de lujo en su mayoría y otras tiendas (especialmente las de coches) que parecen más bien museos. Al final de los Campos Eliseos podrás ver el Arco del Triunfo en un lado y la Plaza de la Concordia al otro.

Como ves, no es necesario pagar un dineral para disfrutar de la mayor parte de las cosas que se pueden hacer en París. Seguro que se me han quedado muchas otras en el tintero, si tienes alguna que no haya puesto no dudes en dejarlo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *