París engancha

Todavía no se por qué. Desde que fui por primera, por segunda y por tercera vez, me he dado cuenta de que París tiene algo, algo que bajo mi punto de vista no tiene ninguna otra ciudad. Puede que sea simplemente sus calles, las cuales son realmente caóticas pero con un toque romántico. O su río sena, que recorrerlo una vez en barco solo te deja la sensación de que necesitas volver a hacer el mismo recorrido una y otra vez. Quizás sea la majestuosa Torre Eiffel, la cual impresiona cada vez que la ves.

Sí, ya lo he dicho alguna vez, París es mi ciudad favorita, y es que como bien digo en el título, París engancha. Probablemente, si has estado en el extranjero, en cualquier ciudad, siempre te apetece volver a ese lugar (yo, de todos los países que he visitado, no hay ninguno al que no quiera volver), pero creo que una vez que visitas París te deja una huella que es muy difícil de borrar.

Una de las principales causas de esto es que cada sitio, cada rincón del centro de París es una zona que en cualquier otra ciudad sería un lugar de visita obligado. Quizás poder estar viendo una de las exposiciones mas importantes del mundo en el museo del Louvre y en 5 minutos (cogiendo algún medio de transporte) poder subirte al monumento más visitado del mundo, o entrar en el interior de una de las más importantes catedrales del barroco te deje esa impresión, unido a que el simple camino hacia el hotel puedes disfrutarlo.

En cada paseo que das por esa ciudad no sabes lo que te encontrarás, puede que haya un músico, puede que encuentres una plaza, o incluso puede que veas una puerta entreabierta y, al empujarla veas un jardín público en el que pasear.

Eso sí, yo creo que para disfrutar realmente de París, lo que debes de hacer es perderte, dispuesto a la aventura y a disfrutar cada rincón. De esa forma conseguirás ver los principales monumentos pero además descubrir aquellos rincones con menos de turistas, lo que no significa que sean menos interesantes.

Es posible que mi percepción de París sea esa porque simplemente he ido de turista, y no he vivido en la ciudad (eso lo descubriré pronto), incluso puede que tenga el síndrome de París pero a la inversa. Sea como sea, París, desde mi punto de vista es y será (hasta que descubra lo contrarío) la mejor ciudad, al menos para visitar.

Imagen | Baloulumix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *